Historia

Antes de que Las Marías fuera Las Marías…

La historia de Las Marías comienza en tiempos prehistóricos, cuando los guaraníes dominaban la región y ocupaban estas tierras, a las que llamaban Umbú. Los gratos momentos y mates compartidos bajo la generosa sombra de esos árboles habrá acaso inspirado el nombre del lugar, que con el tiempo se convirtió en una enorme propiedad ganadera llamada Vuelta del Ombú.  

 

Tras la guerra del Paraguay, el uruguayo Víctor Navajas, por entonces prominente vecino de la ciudad de Santo Tomé y uno de sus refundadores, compró la estancia. A su muerte, legó la propiedad a sus siete hijos. Uno de ellos,  Adolfo Navajas, bautizó la porción de tierra que heredó con el nombre de Las Marías en 1912, poco antes de morir. Ese mismo año su viuda Concepción Centeno de Navajas se mudó allí con sus cuatro hijos, decidida a quedarse y obtener de la tierra una forma de vida, sumándole a la clásica actividad ganadera algunas plantaciones. Desafiando las tradiciones, en 1912 compró dos mil plantas de yerba y las plantó en Las Marías; a pesar de que no tuvo éxito, en la familia quedó la simiente de aquel intento. 

Historia Yerba Mate

Las Marías y su fundador


En el mismísimo 1912, Víctor Elías Navajas Centeno, huérfano a los nueve años,  el día de su décimo cumpleaños le escribió a su abuela una carta premonitoria, en agradecimiento por unas plantas de citrus que ella le había regalado: "…con ella [por su mamá] y los peones plantamos con mucho cuidado las plantitas tan lindas  y Dios quiera tengamos suerte y prenda[n] todas y nos dejen las hormigas malditas, para algún día verla comiendo frutas de ellas".  Doce años más tarde, el inspirado niño, convertido ya en un hombre dinámico y brillante, volvió a desafiar las tradiciones de la región implantando yerbales; esta vez, el éxito fue rotundo y en 1924 logró las plantaciones de yerba más australes del planeta.  

 

Tiempo más tarde Don Víctor decidió volver a desafiar al sentido común proponiéndose terminar de elaborar, aún envasar su yerba en origen. ¿Una industria en el medio de la nada?, ¿Una producción integrada, que consiga controlar la calidad desde la propia germinación de las plantas hasta la misma mesa del consumidor? Taragüi fue la prueba viva de que estas no eran solamente ideas y enseguida disputó en un competitivo mercado que la colocó a la vanguardia de su categoría.

 

En lugar de recalar en aguas tranquilas y disfrutar el merecido fruto de su acierto, Víctor Navajas Centeno disfrutó pero no se detuvo: en la década de 1940 consolidó su posición, completó su familia con el nacimiento de su cuarto hijo y asumió con la sociedad el compromiso que la nobleza obliga, compartiendo los beneficios del progreso con los trabajadores que le ayudaban en su empresa. Así, mucho antes que la ley lo garantizara, Las Marías ofrecía el aguinaldo y las vacaciones pagas a su gente, además de asegurarle a sus familias una vivienda digna, educación (con la creación de la primera escuela) y salud (con la instalación de un Servicio Médico dentro del establecimiento).  

Con el tiempo Taragüi se convirtió en mucho más que una fórmula; su exitoso equipo de fútbol sacó a la luz su espíritu, mezclando en la polvareda a peones y capataces, patrones y referís, todos en la misma senda, dando origen al Club Taragüí y a la singular comunidad que conforma hoy Las Marías.

En las décadas del '40 y '50, la incorporación de los hijos mayores de Don Víctor a la actividad productiva tuvo un efecto multiplicador; El té, que con éxito venía cultivándose en la región misionera, fue incluido con ímpetu y naturalidad a la producción en todos los niveles. En pocos años, alcanzó los mejores puntajes a nivel mundial.

Por otro lado, las forestaciones iniciadas como obvia respuesta al desafío de aprovechar las zonas bajas no aptas para la yerba y el té, dieron comienzo al desarrollo de una completa industria de la madera. En la provincia de Misiones, natural hermana mayor de nuestra región, también se desarrolló una red de secaderos pensados para aprovechar la generosa yerba implantada en terrenos ganados a la selva.

Coincidiendo con la incorporación de su cuarto hijo a la empresa, en la década de 1960 Don Víctor Navajas decidió retirarse. Retomó la ganadería intensiva como ocupación y gestó la Fundación Victoria Jean Navajas, focalizada en la educación, ampliando así la pequeña escuela que en 1944 había fundado para los hijos de sus empleados, y prolongando el aporte que su empresa siempre había hecho a la comunidad. Tiempo después, viajó por el mundo, construyó la capilla del cementerio de Las Marías y en ese plan, murió a los 64 años en Barcelona, el 10 de Julio de 1967.



Historia Yerba Mate


Establecimiento Las Marías Corrientes: Ruta Nacional 14 Km 739 - W3342BQA - Gdor. Virasoro – Corrientes – Argentina. Buenos Aires: Irala 2021, Ciudad Autónoma de Buenos Aires. C1164ACS
Corrientes: +54 (03756) 493000 Buenos Aires: +54 (11) 4303-1162/9    www.lasmarias.com.ar

Posicionamiento en Buscadores - eMarketingPro | Diseño Web - NetOne